Volver

Actualidad

08/11/2017

"La nanoscopia al servicio del diagnóstico y la investigación"

Monica Roldan 2017

El pasado mes de mayo se inauguró el Centro Daniel Bravo para el diagnóstico y la investigación en enfermedades minoritarias dentro del marco del Institut Pediàtric de Enfermedades Raras dirigido por el Dr. Francesc Palau, creado con la voluntad de generar un nuevo modelo de investigación traslacional donde la alta tecnología se acerque al diagnóstico de los pacientes. La Dra. Mònica Roldán forma parte de este nuevo centro y es la responsable de la Unidad de Microscopia Confocal del Hospital Sant Joan de Déu, que colabora con el conjunto de laboratorios de diagnóstico del hospital en el campo de las enfermedades minoritarias, especialmente con la Dra. Cristina Jou y otro personal de los servicios de Anatomía Patológica y Biobanco.

¿Qué valor añadido aporta la unidad de microscopia confocal a la investigación?

Nuestra Unidad de Microscopia dispone de una tecnología avanzada, la nanoscopia, que permite observar muestras a una resolución de entre 40 y 50 nm, haciendo del Hospital Sant Joan de Déu el primer hospital a nivel estatal que dispone de esta tecnología. Por otro lado, la técnica STED 3D, presente en el microscopio, permite obtener una información tridimensional de las muestras casi perfecta con esta resolución. Esta tecnología de última generación hizo ganar el Premio Nobel de Química en el año 2014 a Stephan W. Hell y colaboradores, y ha hecho posible la nanobiología. Además, el equipamiento que tenemos permite trabajar con cultivos celulares y tejidos in vivo, y realizar estudios funcionales, cuantificaciones de la fluorescencia y un amplio abanico de aplicaciones distintas.

¿Cómo pueden ayudar estas características a mejorar el diagnóstico?

Como hemos comentado, la posibilidad de cuantificar y dar un valor numérico a la fluorescencia incrementa la objetividad en el diagnóstico; ya que permite aplicar técnicas de diagnóstico mucho más específicas y resolutivas. Actualmente en el estado español no encontramos ningún hospital que incorpore las técnicas de microscopia confocal como parte de la rutina para complementar un diagnóstico. Normalmente hacen uso de microscopios ópticos, de fluorescencia o, de manera puntual la microscopia electrónica. En nuestro caso, podemos incorporar múltiples fluorocromos, lo que nos dará más información sobre la muestra del paciente; y la alta resolución nos permite ver con más detalle el interior de las células y su funcionamiento.

¿Qué hace diferente esta unidad de las unidades de microscopia confocal de Catalunya?

Por un lado el equipamiento tan singular que tenemos, el cual dispone de láser blanco, autofocus con láser infrarrojo, superresolución, nanoscopia y una incubadora implementada al microscopio que nos permite trabajar con muestra viva. Por otro, la ubicación dentro del hospital y la interacción entre distintos servicios, como el Servicio de Anatomía Patológica, Genética, Laboratorio de Metabolopatias y Biobanco, lo hacen único. Esto nos permite trabajar dentro de un equipo multidisciplinar, apoyándonos en la experiencia de distintos profesionales, haciéndonos singulares dentro del mundo.

¿Qué servicios ofrecéis cuando un usuario externo se pone en contacto con vosotros y quiere hacer uso del microscopio?

Cuando un usuario externo contacta con la Unidad hacemos una primera reunión; durante la cual nos explica qué quiere hacer, qué técnicas quiere utilizar, cuál es su hipótesis de trabajo, qué preguntas quiere resolver, etc. En esta reunión les proponemos cuales son las técnicas que mejor se adaptarían a su estudio o técnicas complementarias que les pueden aportar más información; y conjuntamente elaboramos un diseño experimental. Durante esta fase, también les ofrecemos asesoramiento en la preparación de muestras, junto con el servicio de Anatomía Patológica y/o Biobanco.

Durante el proceso de obtención de las imágenes del microscopio, les ofrecemos soporte en su desarrollo, en la cuantificación e interpretación de imágenes tridimensionales, etc., ya que para muchos es la primera vez que tienen contacto con esta tecnología y necesitan de un asesoramiento a lo largo de todo el estudio.

Tanto a los usuarios externos como internos, les ofrecemos el soporte de un profesional cualificado en el uso y el manejo del microscopio; y en el caso del personal interno si deben hacer un uso extensivo le proporcionamos un curso de formación que se adapte a sus necesidades.

¿Qué tipo de muestras pueden visualizarse en el microscopio confocal?

Además de las muestras biológicas fijadas, la incubadora implementada en el microscopio confoncal permite trabajar con muestras in vivo como cultivos celulares y realizar estudios de genómica funcional. En el estudio de las enfermedades minoritarias, esta tecnología nos permitirá conocer el comportamiento de células que presenten mutaciones en los genes y ver cómo responden a distintos tratamientos.

También podemos trabajar con muestras no biológicas como sensores, materiales, nanopartículas, nonorobots, etc.; ofreciendo soporte y asesoramiento, ya que tenemos personal formado en el estudio de este tipo de muestras.

* En la imagen de izquierda a derecha: Dr. Jesús Márquez - Biobanco del Hospital Infantil Sant Joan de Déu para la investigación (BHISJDI), Dra. Mònica Roldan -  Unidad de Microscopia Confocal, Dra. Cristina Jou - Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Sant Joan de Déu y Sra. Anna Codina - BHISJD