Volver

Actualidad

29/08/2017

"Las inmunodeficiencias primarias explican parte de las infecciones muy graves o recurrentes de los niños"

Entrevista Laia Alsina 2017

Actualmente se ha identificado el gen afectado en más de 300 tipos de inmunodeficiencias primarias, pero se cree que podríamos encontrar más de 3.000 genes que cuando están afectados provocan esta enfermedad rara. El equipo de la Dra. Laia Alsina trabaja en el estudio del sistema inmunitario en los niños, y sus problemas, concretamente el sistema inmune innato.

¿Cuál es la función del sistema inmunitario y concretamente el sistema inmune innato?

El principal objetivo del sistema inmunitario es la lucha contra las infecciones que puedan generar los microorganismos que encontramos en nuestro entorno. Cuando el sistema inmune no funciona correctamente, decimos que padecemos una inmunodeficiencia.

El sistema inmune tiene dos topos de inmunidad: la innata y la adaptativa. La innata es la primera línea de defensa y es con la que nacemos. Esta es muy importante en la edad pediátrica, sobretodo en la lucha del Streptococcus pneumoniae (muy presente en nuestra población), las micobacterias, algunos virus, etc. tiene mucho peso en el control de las infecciones pediátricas. Mientras que la inmunidad adaptativa es aquella que se genera una vez se ha producido una primera infección, habitualmente llega a la fase más madurativa a partir de los 10 años.

¿Qué son las inmunodeficiencias primarias y por qué hay tantas?

Si la inmunodeficiencia ya viene de nacimiento la catalogamos como inmunodeficiencia primaria. El sistema inmunitario está formado por miles de elementos: células, citoquinas, vías de señalización, receptores, etc. cualquier de estos elementos cuando está afectado puede provocar una inmunodeficiencia primaria. Por esto podemos entender que haya tantas formas distintas de inmunodeficiencias primarias. Pero todas conducen a lo mismo, a padecer más infecciones o más graves (para más información recomendamos acceder a Associació Catalana de Dèficits Immunitaris Primaris).

La mayoría de ellas son enfermedades genéticas y más de un miembro de la familia pueden estar afectados. Aunque ha habido grandes avances científico en estas enfermedades en los últimos 10 años, actualmente se estima que solo se han detectado el 10% de los genes que pueden ser la causa. Por otro lado hay pacientes que no tienen ningún gen afectado, así que podemos pensar que pueden padecer defectos epigenéticos en los genes con función inmune, que causen su silenciamiento. La epigenética en las inmunodeficiencias primarias es un área de estudio muy reciente.

¿Qué tratamientos podemos encontrar para estas inmunodeficiencias?

Actualmente tenemos dos tipos de tratamientos: refuerzo del sistema inmunitario del paciente o la curación consiguiendo un recambio del sistema inmunitario defectuoso por uno que funcione correctamente. Esto último se puede conseguir mediante el trasplante de células madre hematopoéticas o la terapia génica (terapia aún en fase experimental mediante la cual se "repara" el gen que está defectuoso).

Gracias a vuestro estudio en la vía de señalización IL-12/Interferó-Gamma empezasteis una línea en fármacos antiTNF, ¿por qué?

Las personas que tienen defectos en una vía del sistema inmune innato, que participa en la señalización de dos citoquinas, el IL12 y el Inteferón-Gamma, padecen más infecciones por micobacterias como la tuberculosis, la leishmaniosis, los hongos intracelulares, etc. Es una forma de inmunodeficiencia sobre la que estamos trabajando gracias a becas competitivas del Instituto Carlos III, y que se denomina Susceptibilidad Mendeliana a las Micobacterias. Al mismo tiempo vimos que había bebés de madres tratadas durante el embarazo con fármacos antiinflamatorios (tipo antiTNF) necesarios para el control de su enfermedad, que mostraban las mismas características que nuestros pacientes inmunodeficientes.

¿Cómo actuan estos fármacos y cuál es la importancia de su estudio?

Los fármacos antiTNF hacen sinergia con el intereferón-gamma y en consecuencia, por el efecto del fármaco, esta vía de señalización no funciona correctamente en estos bebes; presentando un tipo de inmunodeficiencia primaria inducida, que les pone en riesgo de graves infecciones.

Actualmente no hay ningún grupo de investigación que esté estudiando esta problemática y su afectación en los niños. Aun así, pensamos que es importante porque la prescripción de este fármaco puede ser bastante habitual en nuestro sistema sanitario, para tratar las enfermedades reumáticas o la enfermedad inflamatoria intestinal. Y pensamos que debemos estudiar el impacto real que tiene el fármaco en el sistema inmune del bebé. Para realizar estos estudios contamos con becas competitivas: FIS del Instituto Carlos III y la beca Leonardo del BBVA. Y hace unos días que nos aceptaron la publicación del artículo "Immunological changes in blood of newborns exposed to anti-TNF-α during pregnancy" en la revista Frontiers in Immunology.

Este 2017 os han concedido una financiación internacional ¿qué nos puedes decir del proyecto?

Esta financiación permitirá iniciar un proyecto en tuberculosis multiresistente, juntamente con grupos de investigación de Latinoamérica (Perú y Brasil) y de Europa (Alemania e Italia) y en España lideramos desde nuestro hospital.

Pensamos que los pacientes con tuberculosis multiresistente presentan una mala evolución de la enfermedad no solo causada por la resistencia a fármacos, sino que creemos que su sistema inmunológico no tiene un funcionamiento óptimo contra la infección. El estudio nos permitirá conocer que tipos de respuesta inmunitaria se genera en estos pacientes y buscar vías alternativas al tratamiento de la enfermedad.