Volver

Actualidad

04/09/2019

El estudio EUDAIMON apoya la eficacia y el coste-utilidad del programa Mindfulness-Based Stress Reduction (MBSR) como tratamiento complementario para pacientes con fibromialgia

mindfulnessDos publicaciones recientes en las prestigiosas revistas PAINJournal of Clinical Medicine, lideradas por el Grupo AGORA del Institut de Recerca Sant Joan de Déu y realizadas en el marco del servicio de reumatología del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, apoyan la eficacia del tratamiento de reducción de estrés basado en mindfulness (Mindfulness-Based Stress Reduction – MBSR) para la fibromialgia, así como su coste-utilidad.

Actualmente, no existe ningún tratamiento curativo para la fibromialgia, pero si se han desarrollado distintas intervenciones farmacológicas y no farmacológicas que han demostrado aumentar la calidad de vida de los pacientes. La fibromialgia afecta aproximadamente al 2-4% de la población, con mayor prevalencia en mujeres. Y se caracteriza por dolor crónico en los músculos y en los tejidos fibrosos (ligamientos y tendones) sin causa conocida.

El programa MBSR es una intervención basada en mindfulness creada por el centro médico de la Universidad de Massachusetts en los Estados Unidos a finales de los años 70 y que se ha aplicado con éxito en distintas enfermedades (trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, problemas de dolor crónico etc.). Actualmente es un programa que se ofrece de forma complementaria al tratamiento habitual en multitud de hospitales, clínicas y universidades de todo el mundo y cuenta con centenares de investigaciones detrás que, en global, avalan su eficacia en distintas condiciones médicas. La intervención busca que los pacientes cambien la forma de gestionar el estrés a través de la práctica de ejercicios de atención plena, yoga y consciencia corporal; complementada con explicaciones sobre como habitualmente hacemos frente a las experiencias difíciles (como por ejemplo el dolor) y qué papel beneficioso puede tener relacionarse con ellas de una forma consciente y abierta. Se trata de una intervención grupal (15 personas por grupo, aproximadamente), de frecuencia semanal (2.5 horas por sesión) durante 8 semanas.

"La eficacia de MBSR para tratar distintas patologías ya ha sido estudiada previamente con resultados positivos; en el caso de la fibromialgia, no obstante, se requieren estudios metodológicamente fuertes que puedan ratificar los prometedores resultados que se le intuyen a esta intervención en estudios previos de carácter piloto. Es por esto que el estudio EUDAIMON utilizando la metodología de un ensayo clínico aleatorizado y controlado con una gran muestra de pacientes con fibromialgia, comparando el programa MBSR con el tratamiento habitual, basado en la toma de fármacos, y también comparado con una intervención previamente validada que combina educación sobre la fibromialgia y la hipnosis (FibroQol)", comentan los investigadores.

Durante un periodo de 12 meses el equipo investigador ha realizado el seguimiento de los 225 pacientes incluidos en el ensayo; tanto de su calidad de vida y los síntomas de la enfermedad, como del coste asociado al uso de los servicios de atención sanitaria y de medicamentos, entre otros factores.

Por lo que se refiere a la eficacia del programa MBSR, los resultados indican que los pacientes con fibromialgia mejorarían de forma significativa tanto en el impacto de la enfermedad como en otros síntomas secundarios (por ejemplo, ansiedad y depresión, estrés o problemas cognitivos) una vez terminada la intervención en comparación con los otros dos grupos de estudio (FibroQol y tratamiento habitual). Aún estos resultados tan favorables justo en terminar la intervención, algunos de estos efectos se diluyeron parcialmente pasados 12 meses, lo que relativiza la superioridad del programa MBSR a largo plazo respecto a un tratamiento de carácter psico-educativo como FibroQoL.

La hipótesis con la que los investigadores trabajan para dar respuesta a esta pérdida de efectividad a largo plazo, es que la frecuencia y la calidad de la práctica autónoma de ejercicios de mindfulness debería disminuir una vez la intervención finalizaba, y que esto debería menguar algunas de las mejoras conseguidas. Los autores subrayan la importancia de encontrar nuevas formas de favorecer la práctica autónoma durante y después del tratamiento, como podrían ser las sesiones de recordatorio o el uso de aplicaciones para móvil.

Por otro lado, el análisis económico del programa MBSR, realizado con los datos de seguimiento a 12 meses, demostró que MBSR produciría un ahorro de entre 800 y 1.000€ por paciente en comparación con el tratamiento habitual, además de conseguir una mejor significativa en la calidad de vida. En relación con el programa FibroQoL, la reducción de los costes totales producida por MBSR también seria significativa, de entre 700 y 800€ anuales por paciente, si bien en este caso no se conseguiría una mejora significativamente superior en la calidad de vida. La reducción de los costes sería debida, fundamentalmente, a la reducción del número de visitas a los servicios de atención primaria y de los días de baja laboral. En conclusión, estos resultados dan apoyo al coste-utilidad de MBSR para tratar pacientes con fibromialgia.

A pesar de la solidez metodológica del estudio EUDAIMON, los investigadores son cautos y conscientes de ciertas limitaciones, como la escasa representación masculina en la muestra usada o la elevada tasa de abandono durante el estudio (aprox. 30%). Además, indican que los resultados no son necesariamente extrapolables a todos los pacientes con fibromialgia ni a otros contextos, ya que existen diferencias culturales y de organización de los sistemas de salud en otras regiones que podrían hacer variar los resultados. Los investigadores consideran clave para futuras investigación que se encuentren estrategias para aumentar la adherencia al programa MBSR y así favorecer el mantenimiento de los cambios que se observan a corto plazo.

"Aún y las limitaciones que nos hemos encontrado durante el estudio, creemos que el programa MBSR se postula como intervención eficiente para el sistema de salud y con resultados positivos tanto para la fibromialgia como para otras afectaciones que cursen con color crónico. El siguiente reto es conseguir que estos resultados tan positivo tengan eco en el ámbito de gestión sanitaria y se pueda implementar esta intervención eficaz y eficiente en nuestros hospitales, complementando así la escasa efectividad de los tratamientos que actualmente hay disponibles en fibromialgia y paliando los efectos de una enfermedad altamente prevalente con un elevado impacto personal, social y sanitario", concluyen los investigadores.

Los dos artículos científicos publicados se enmarcan dentro del estudio EUDAIMON, liderado por el Dr. Juan V. Luciano, y forman parte de la tesis doctoral del investigador Adrián Pérez Aranda, bajo la dirección del Dr. Luciano y del Dr. Albert Feliu Soler, todos ellos miembros del grupo en Investigación  Psicológica en Fibromialgia y Dolor Crónico (AGORA) del Institut de Recerca Sant Joan de Déu · Parc Sanitari Sant Joan de Déu.

Artículos de referencia

Noticias relacionadas