Volver

Actualidad

29/05/2019

Progresos hacía la medicina personalizada en fibromialgia: el FIQR como herramienta de clasificación de pacientes

Clasificar los pacientes que padecen fibromialgia en función de sus respuestas al cuestionario FIQR en cuatro grupos o clústeres de severidades distintas permitirá abrir las puertas al desarrollo de tratamientos más personalizados.

El estudio ha sido liderado por el investigador predoctoral Adrián Pérez Aranda y es parte de su tesis doctoral. Han contribuido significativamente la investigadora predoctoral Laura Andrés Rodríguez y los investigadores séniors Albert Feliu y Juan Vicente Luciano, del Grupo de investigación en Investigación Psicológica en Fibromialgia y Dolor Cronico (AGORA) del Institut de Recerca Sant Joan de Déu · Parc Sanitari Sant Joan de Déu. También han participado los Dres. Christian Núñez, Christian Stephan-Otto del IRSJD, así como los profesores/as María Ángeles Pastor Mira, Sofía López Roig, Cecilia Peñacoba Puente, Elena Pinta Calandre, Mahmoud Slim, Monika Salgueiro y Guillem Feixas Vilaplana.

La fibromialgia es un síndrome que afecta aproximadamente al 2-5% de la población, con mayor prevalencia en mujeres, y que se caracteriza por dolor crónico en los músculos y el tejido fibroso (ligamientos y tendones) sin presentar alteraciones visibles. Además, también son muy frecuentes los trastornos de sueño y ansiedad, la depresión, la rigidez muscular, la percepción de tener dificultades de atención y memoria o fatiga.

"La variabilidad en los síntomas provoca que muchas veces se den tratamientos que podrían estar mal enfocados desde el punto de vista terapéutico. Es por esto que buscábamos alguna herramienta que nos permitiese clasificar los casos de fibromialgia (y así generar grupos de pacientes más uniformes en cuanto a síntomas) para mejorar la efectividad de las terapias", comentan los investigadores.

Con el objetivo de identificar distintos grupos de pacientes, los investigadores trabajaron con el Cuestionario de Impacto de Fibromialgia Revisado (FIQR, por sus siglas en inglés), que tradicionalmente se ha considerado como el estándar de calidad para evaluar el deterioro funcional que padece la gente afectada por la enfermedad.

A partir de las respuestas a este cuestionario, se pudieron definir grupos diferenciados de pacientes (mediante el análisis jerárquico de clústeres) en función de los 21 ítems del FIQR que versan sobre el grado de disfunción física, el impacto general y la intensidad de los síntomas. Después se analizaron si los grupos obtenidos diferían en relación con sus características sociodemográficas, clínicas, neuro-biólogicas y los costes económicos asociados. Además, los investigadores desarrollaron una calculadora online para permitir a los especialistas sanitarios realizar de forma cómoda y rápida (y gratuita) esta clasificación de los pacientes en su práctica clínica habitual y así tener más información para orientar tanto la exploración como también el tratamiento.

Para realizar este estudio se utilizaron los datos de más de 900 pacientes diagnosticados con fibromialgia de distintos hospitales de España. Además del FIQR, estos pacientes habían contestado también cuestionarios sobre la gravedad de sus síntomas, la ansiedad, la depresión, el estrés, la disfunción cognitiva y el dolor, y parte de la muestra también fue evaluada respecto a los niveles de ciertos marcadores inflamatorios (citoquinas y volumen de substancia gris de distintas regiones cerebrales).

El análisis de los patrones de respuesta al FIQR de los pacientes permitió a los investigadores obtener 4 grupos diferenciados de pacientes que se asociaron con distintos niveles de severidad global: fibromialgia leve-moderada, moderada, moderada-grave y grave. Estos últimos, además, comportaban gastos económicos más elevados para el sistema de salud. Esta clasificación basada en clústeres resulta más exhaustiva que la clásica clasificación basada en puntos de corte arbitrarios.

"Los resultados resaltaron la importancia de desarrollar tratamientos y terapias personalizadas en función de los grupos que hemos determinado, siendo de especial importancia aquellas enfocadas a los pacientes del cuarto grupo. Esta práctica es aplicable al día a día de la clínica gracias a la calculadora de grupos de pacientes que hemos desarrollado y permitirá enfocar el futuro hacía la medicina personalizada", concluye Adrián Pérez.

Por último, es importante señalar que este trabajo fue galardonado el año pasado con el premio AFICRO-VALL de investigación en fibromialgia, otorgado por la Real Academia de Medicina y Cirugía de Valladolid.

Artículo de referencia

Pérez-Aranda A, Andrés-Rodríguez L, Feliu-Soler A, Núñez C, Stephan-Otto C, Pastor-Mira MA, et al. Clustering a large Spanish sample of patients with fibromyalgia using the Fibromyalgia Impact Questionnaire-Revised: differences in clinical outcomes, economic costs, inflammatory markers, and gray matter volumes. Pain. 2019 Apr;160(4):908-921.

Enlace al artículo y la calculadora

agora 2019