Volver

Actualidad

04/10/2018

Se asocia por primera vez el recuento de neutrófilos en sangre con la pérdida de tejido cerebral en enfermedades mentales

Christian Stephan-Otto Christian NuñezInvestigadores del Institut de Recerca Sant Joan de Déu estudian, por primera vez, la relación entre la presencia de células inmunes en la sangre y la disminución de la materia gris cerebral. Y como esto influye en la clínica de los pacientes con un Primer Episodio Psicótico (PEP).

Actualmente, una de las últimas líneas de investigación en salud mental trabaja sobre la hipótesis que los procesos inflamatorios (citoquinas y micróglia) podrían influir en la clínica de las enfermedades mentales. Aun así, nunca antes se había estudiado el papel de las células inmunes del sistema periférico en el cerebro de estos pacientes afirma el Dr. Christian Stephan-Otto.

El estudio observacional, realizado por los Dres. Christian Stephan-Otto y Christian Núñez, entre otros, analiza la relación del recuento de leucocitos (en especial los neutrófilos) con el volumen del tejido cerebral de los pacientes con un PEP, en comparación con pacientes control. Además, también se analizan las repercusiones clínicas del recuento de neutrófilos en los síntomas de la psicosis.

La investigación forma parte de un proyecto multicéntrico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM).

Los neutrófilos son un tipo de célula del sistema inmunológico periférico y su función principal es participar en los procesos inflamatorios, por ejemplo eliminando partículas u organismos invasores. Tradicionalmente ha habido poco interés en conocer el posible rol de estas células con la esquizofrenia y otras enfermedades mentales, ya que la barrera hematoencefálica restringe la penetración de las células inmunes periféricas al cerebro. En determinadas circunstancias, como en un ictus, hay mecanismos que afectan la barrera hematoencefálica permitiendo que los neutrófilos la puedan travesar.

Según este estudio, el recuento de neutrófilos es más alto en los pacientes con PEP en comparación con los controles sanos y se evidencia una pérdida de materia gris asociada a esta cantidad, principalmente en las zonas del tálamo, ínsula, corteza entorrinal y giro temporal.

Además, este recuento anormal parece también estar relacionado significativamente con un empeoramiento en síntomas de la enfermedad, como las alucinaciones y la conducta de abolición.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto el papel de la desregulación inmune periférica en la enfermedad mental. A raíz de otras investigaciones, los autores proponen la presencia de neutrófilos en el tejido cerebral como biomarcador de la severidad de la psicosis, ya que parece ser uno de los principales desencadenantes de la perdida de volumen cerebral y del consiguiente declive clínico y cognitivo en estas enfermedades.

También se abre la puerta a posibles tratamientos basados en bloquear la entrada de neutrófilos en el cerebro, aunque será necesario investigar más a fondo en esta línea para evaluar la viabilidad de este tipo de intervenciones.

figura neutrofils

Descripción de la imagen: Vista basal del cerebro mostrando la pérdida de volumen en el polo temporal derecho asociada con mayor conteo de neutrófilos observada en el grupo de pacientes con un Primer Episodio Psicótico (Imagen facilitada por los Dres. Christian Stephan-Otto y Christian Núñez).

Artículo de referencia